Zoo de Barcelona

Oso del Zoo de Barcelona

Más allá de sus famosos edificios, Barcelona tiene otro símbolo conocido en el mundo entero: Copito de Nieve, el gorila albino que, durante años, habitó en el Zoo de Barcelona. En este zoo, que abrió sus puertas en 1982, descubrirás un increíble número de especies de animales de todo el mundo: mamíferos, reptiles, aves… Se trata de un espacio concebido no solo para exponer a los animales, sino para fomentar el conocimiento y el respeto hacia todos los seres vivos. Por este motivo, cada recinto está perfectamente acondicionado al hábitat natural de las especies que alberga, intentando así que los animales no sufran estrés por la cautividad y mantengan las conductas habituales que tendrían en libertad. Algunos de los espacios más famosos del zoo de Barcelona son los siguientes:

  • Galería de primates. Se trata de un conjunto de espacios naturalizados en el que podrás observar muy de cerca a diferentes especies de primates de alrededor del mundo. Además, a pocos metros encontrarás el hábitat de los orangutanes. ¡Te enamorarás!

    Trío de monos de el Zoo de Barcelona

    En la galería de primates hay monos tan graciosos como estos tres (Autor: Proyecto Eden / photo on flickr)

  • Terrario. Ranas flecha, iguanas, caimanes, serpientes gigantes… Todo esto y mucho más te espera en este inmenso terrario especialmente adaptado a las condiciones de vida de reptiles y anfibios.
  • La granja. Sin duda, el espacio preferido por los más pequeños: vacas, ponis, cabras y otros animales de granja les esperan aquí, y en diferentes momentos pueden acceder al recinto con los cuidadores del zoo.
  • Aviario. Más de 70 especies de aves reunidas en diferentes ecosistemas que reproducen sus hábitats naturales, propios de África, Asia y América.
  • Tierra de dragones. Este espacio, de 140 metros lineales, está perfectamente acondicionado para acoger a 5 especies de Asia Pacífico, que se reparten en dos zonas bien diferenciadas: en una, los dragones de Komodo (los reptiles más grandes del mundo) y en la otra, los ciervos de Muntjac. A ambos las acompañan tres especies de aves.
  • Palmerario.  En este inmenso jardín habitan cacatúas, guacamayos, papagayos y otras especies de aves exóticas, que pueden volar libremente en enormes pajareras que se confunden con el exterior y a las que pueden acercarse otros pájaros, contribuyendo así a enriquecer el entorno en el que viven estas fantásticas aves tropicales.

El zoo de Barcelona está abierto todos los días del año y abre a las 10 de la mañana. Llegar es muy fácil: el tranvía para justo en la entrada, y hay una parada de metro (Ciutadella, L4) muy cerquita. Además, también cuenta con parking y varias estaciones de autobús cercanas. Encontrarás diferentes servicios enfocados a hacer más agradable y cómoda tu estancia: aparcabicis, cambiadores para bebés y una zona de juegos infantiles, así como varios restaurantes para tomar algo en compañía de los pavos reales que se pasean libremente por el zoo de Barcelona. Y para rematar la visita al zoo, nada como informarse sobre las diferentes actividades gratuitas que se organizan, ir a dar un paseo por el Parc de la Ciutadella o acercarse hasta el Puerto Olímpico. ¡Será un día redondo! Albergue Barcelona Photo credit: FèlixGP / Foter / CC BY-NC-ND

Share

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán