Qué ver en Collserola

Torre de Collserola

En Barcelona hay infinidad de monumentos, edificios, museos y puntos emblemáticos que ver, ¡sin duda! Muchos de ellos todavía mantienen un fuerte vínculo con los dos entornos naturales que más caracterizan la ciudad: el mar y la montaña. Sobre el primero, no hace falta más que darse una vuelta por la Barceloneta, por Drassanes o por el puerto para darse cuenta de la fuerte tradición marinera que inunda la ciudad. Sobre el segundo, si quieres saber más hay un punto clave hacia el que debes volver tu mirada: la sierra de Collserola.

Este parque natural te ofrece más de 8.000 hectáreas de naturaleza en estado puro que te sorprenderá con la variedad que oculta en su interior: microclimas, ambientes de ribera, prados mediterráneos… Si eres un visitante silencioso, incluso puede que te encuentres con algún ejemplar de la fauna autóctona: jabalíes, conejos, tejones, ardillas, currucas… ¡Hay que estar ojo avizor!

El templo del Sagrado Corazón corona el Tibidabo, la montaña más alta de Collserola.

El templo del Sagrado Corazón corona el Tibidabo, la montaña más alta de Collserola

Dentro del parque encontrarás muchos miradores: esta sierra ofrece panorámicas espectaculares del territorio entre el Llobregat y el Besós. Algunos de los puntos más interesantes que alberga Collserola son:

  • La torre de Collserola: Construida con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, es el edificio más alto de la ciudad: a sus 288 metros de altura hay que sumarle los 450 metros que se eleva por encima del nivel del mar. ¡Casi nada!
  • El templo del Sagrado Corazón: Tanto por su forma como por su ubicación, al contemplar este templo es imposible que no te venga a la mente el Sacré Coeur de París. Esta gran iglesia fue diseñada por Enric Sagnier i Villavecchia y se construyó entre 1902 y 1961.
  • Castillos: La fortificación medieval de la Penya del Moro, Castellciuró o el castillo de El Papiol son algunos de los restos de estas edificaciones de origen diverso, entre el s. IX y el XII. Muchos de ellos ya no son más que ruinas, pero también vale la pena visitarlos.
  • Ermitas e iglesias: Santa Margarida de Valldonzella, Santa Maria de les Freixes, Ermita de Sant Adjutori… Este es un pequeño ejemplo de los muchos edificios religiosos que podrás encontrar en esta bonita sierra.
  • Árboles singulares: Se trata de árboles famosos ya sea por su antigüedad o por las estrambóticas formas que adoptan sus troncos y ramas.

Acercarse hasta esta sierra es, sin lugar a dudas, una forma diferente de descubrir la ciudad, especialmente si te gusta el senderismo o quieres alejarte un poco del bullicio urbano. Dentro del parque encontrarás muchas señalizaciones hacia puntos de interés, fuentes o edificios, así que una idea genial es pasar un día descubriendo los diferentes itinerarios que puedes realizar.

Ya lo hagas a pie o en bicicleta, seguro que Collserola te sorprende gratamente. ¡Ya lo verás! Una de las formas más interesantes es empezar tu ruta desde el Tibidabo; además, desde la mayoría de poblaciones cercanas podrás volver a Barcelona en tren o ferrocarril. Ah, y por si fuera poco, encontrarás más de un restaurante en el que degustar la gastronomía catalana. Perfecto, ¿verdad?

Albergue Barcelona

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán