Qué ver en Barcelona: Sant Andreu

Interior Bloc House in the neighborhood of Sant Andreu

Barcelona es una ciudad de barrios: cada uno tiene su propia personalidad, y una historia propia que le da un carácter auténtico y original a cada rincón de sus calles. Sin embargo, en algunos de ellos este carácter es más marcado: es el caso de Sant Andreu de Palomar, que fue un municipio independiente hasta finales del siglo XIX.

Pasear por sus empedradas calles, que transcurren entre masías y comercios centenarios, significa asomarse a un pasado rural e industrial que evoca luchas obreras, sindicalismo y reivindicaciones. Esto es lo que imprime a Sant Andreu una fuerza que lo hace único. Te invitamos a descubrirlo mediante dos rutas diferentes con las que podrás descubrir dos caras indisolubles de un mismo barrio: la urbana y la natural.

  • Ruta arquitectónica: El punto de partida no puede ser otro que la Casa Bloque, la obra maestra del racionalismo catalán; a continuación, la chimenea de Can Galta te recordará el pasado industrial del barrio. Seguimos por los edificios modernistas de Can Mazantini y Can Guardiola, por la Torre de Fang y, por último, por el Rec Comtal, la antigua canalización medieval que abastecía de agua la ciudad de Barcelona.
  • Ruta verde: Aquí encontramos dos espacios sin igual: por un lado el parque de la Pegaso, al que podrás acceder desde la calle de la Sagrera, que antaño albergaba una fábrica de camiones (de ahí el nombre del parque) y hoy acoge un espacio de vegetación exuberante atravesada por un sinuoso canal repleto de puentes; y por el otro el parque de la Trinitat, que encontrarás justo al bajar de la parada de Trinitat Vella: aquí te esperan pistas deportivas, una zona de picnic, huertos urbanos, un largo canal… Se trata de una de las últimas grandes obras postolímpicas.

Pero si hay algo que caracteriza este barrio es su amor por las tradiciones: aquí se celebra una de las romerías de San Antonio más antigua, la dels Tres Tombs. Y también se lleva a cabo l’esclat andreuenc, donde gigantes y trabucaires llenan las calles de ruido disparando sus trabucos durante la fiesta mayor en un espectáculo singular.

La historia de este antiguo municipio se remonta a finales del s. X, que creció en torno a la vía romana (conocida como Camí Ral) sembrando el paisaje de masías y campos de cultivo. El proceso de industrialización del XIX hizo que la población creciera considerablemente, y a finales de siglo se unió a la capital catalana. En la década de los 70 su marcado carácter activista cristalizó en una potente asociación de vecinos que acabó logrando muchas mejoras para el barrio, enfocadas a conseguir más servicios y equipamientos que sustituyeran a las antiguas fábricas de textiles.

Si quieres conocer una de las caras más luchadoras de Barcelona, no puedes dejar de visitar Sant Andreu, un pequeño pueblo urbano que te sorprenderá con su apego a su historia y sus tradiciones sin perder de vista un proyecto de futuro sostenible que apuesta cada vez más por el verde en lugar del gris.

Albergue Barcelona

Photo credit: JR Fernández / Foter / CC BY-NC-ND

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán

One Comment

  1. Pingback: Horta: la Fuerza de un Barrio - todobarcelona.org

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu correo nunca será publicado