¡El Passeig de Sant Joan está de moda!

The 'Arc del Triomf' marks the starting point of the Passeig de Sant Joan.

El Passeig de Sant Joan está de moda en Barcelona, pero no siempre ha sido así. Pese a ser una de las calles más importantes el Eixample, con los años el Passeig de Sant Joan quedó relegado a ser una calle más bien aburrida, eclipsada por el Passeig de Gràcia o el Paral·lel.

Con la reforma de 2008 se redujo el espacio para los coches, ampliaba las aceras y potenciaba el que hoy es uno de los carril bici más usados ​​de la ciudad, el Passeig de Sant Joan vive una explosión de nuevos locales de moda que conviven con los tradicionales y algunos de los mejores restaurantes chinos de la ciudad.

albergue barcelona

¡Descubre el Passeig de Sant Joan!

El Arco del Triunfo domina prácticamente todo el Passeig de Sant Joan.

El Arco del Triunfo domina prácticamente todo el Passeig de Sant Joan.

El Arco del Triunfo

Aquí comienza nuestro paseo por la calle de moda de la ciudad. Aunque muchos barceloneses lo han visto, pocos conocen que es el único arco de triunfo de Europa que no celebra una victoria militar, sino el progreso civil y científico. De estilo mudéjar y hecho con ladrillo rojo, era la puerta de entrada al recinto de la Exposición Universal de 1888 y fue restaurado en 1989. Si quieres conocer en detalle su historia, visita esta página.

Bar Lleida, Passeig de Sant Joan 4.

Un bar de toda la vida y sin pretensiones, junto a la estación de metro y tren con una terraza con vistas al Arco de Triunfo. Un punto de encuentro de la gente del barrio y de inicio o final de una caminata por el Passeig de Sant Joan. Una curiosidad: durante el año nuevo chino, en la terraza de este bar hay grupos corales formados por mujeres chinas que celebran el año nuevo.

El Triángulo Friki, Passeig de Sant Joan 1 a 15 (varios locales)

Alrededor de la mítica tienda Norma Cómics (Psg Sant Joan, 5) nacieron varias tiendas especializadas en el mundo del cómic. Soportadas por un ejército de fans incondicionales, este espacio representa un punto único en la ciudad con tiendas como Goblintrader, dedicada a las miniaturas, Gigamesh, donde poder jugar al mítico Magic o de otros juegos de rol con amigos y desconocidos, o la tienda de ropa de moda japonesa Madame Chocolat.

Blbiloteca Arús, Passeig de Sant Joan 26

La Biblioteca Rossend Arús, desconocida incluso para muchos barceloneses, contiene una enorme colección de libros sobre movimientos sociales y anarquismo, pero lo que la hace merecedora de una visita es su aire victoriano, casi salido de una película: muebles de madera, vidrio y una reproducción de la Estatua de la Libertad de París. Historia viva de la ciudad.

Dim Sum cantonesas, Passeig de Sant Joan 44

El Passeig de Sant Joan es uno de los límites del Fort Pienc, el que se está convirtiendo en el China Town de Barcelona. El Dim Sum Cantonesas es uno de los restaurantes chinos más auténticos de la ciudad, alejados de la versión americana de ‘rollito de primavera’ y arroz tres delicias’ que se popularizó en los 90. Decoración hortera, servilletas de papel en una caja y comida 100% original. Si te gusta la comida china, te gustará el Dim Sum.

Restaurante Sant Joan, Passeig de Sant Joan 65

Comida de menú y cocina de mercado a buen precio y de buena calidad. Esto es lo que María Gloria y su madre, Gloria, proponen. Un restaurante donde encontrar mesa a la hora de comer es más bien complicado, por eso mejor ir sin prisa. Como buen restaurante de menú, los jueves se sirve paella catalana.

The Loch Inn, Passeig de Sant Joan, 74

Un sport-bar escocés donde beber cerveza de importación viendo el rugby o algún partido de fútbol de la liga inglesa, escocesa o española. The Loch inn es un espacio popular en el barrio, punto de encuentro de escoceses adoptados o de paso. Muy recomendables los nachos y los concursos que se organizan.

ChichaLimoná, Passeig de Sant Joan 80

Chichalimoná es uno de los fenómenos gastronómicos del año. Un espacio doble creado por el chef donde pedir su menú de 12 € o pedir unas tapas para compartir, ir a hacer el vermut o el desayuno o merienda, comprar pan del horno Cloudstreet o pedir una ensalada. Ni chicha ni limoná, pero bien hecho.

Granja Petitbó, Passeig de Sant Joan 82

Junto al Chichalimoná encontramos un espacio emblemático: la granja Petitbó. Parece que ha estado allí, en la esquina con la calle Aragón toda la vida, pero se abrió en 2013, inspirado en los bares del norte de Europa y el boca a boca lo han convertido en un imprescindible de Barcelona. Panqueques, huevos Benedict o con bacon, pasteles caseros, zumos y smoothies y las indispensables opciones vegetarianas en casi todos los platos.

albergue barcelona

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Catalán

3 Comments

  1. Pingback: Los restaurantes chinos más auténticos de Barcelona

  2. Pingback: Invierno en Barcelona - 10 planes perfectos

  3. Pingback: Coses que no sabies de Barcelona

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu correo nunca será publicado