Museo de Historia de Barcelona – MUHBA

MUHBA Plaça del Rei

El Museo de Historia de Barcelona (MUHBA) es uno de esos destinos perfectos para aquellos interesados en la historia de la ciudad. Su historia, no excesivamente extensa, nos lleva hasta 1943, año de inauguración del centro en su ubicación actual: la Plaça  del Rei.

Anteriormente, también existieron propuestas relevantes, la más importante de las cuales fue la de Duran y Sanpere durante la Exposición Universal de 1929; sin embargo, fue el traslado de la Casa Padellàs desde la calle Mercaders hasta la plaza, lo que dio paso al descubrimiento de restos visigodos y romanos y supusieron en la ciudad no solo una de las primeras grandes intervenciones arqueológicas, sino un cambio en la forma de ver la historia en la época.

Restos arqueológicos

En el MUHBA podemos recorrer los restos arqueológicos de Barcino (Autor: www.happybarcelona.eu / photo on flickr )

Los más de 70 años de historia han recogido numerosos espacios dentro y fuera del museo, entre los que destaca la gestión de grandes espacios como el Templo de Augusto (Paradís, 10), la vía sepulcral romana de la Villa de Madrid, la judería o call jueu, la domus de Sant Honorat y otros espacios más modernos que recogen desde refugios antiaéreos de la Guerra Civil hasta espacios más modernos que recogen buena parte de la historia antigua y contemporánea de la ciudad.

En el interior del museo destacan piezas de la Barcino de época (relieves, bustos, joyería y objetos de uso diario), pero también piezas medievales y renacentistas por igual; destaca por encima del resto la línea histórica y de discurso narrativo  sobre la ciudad desde el siglo IV a. C. hasta las Olimpiadas de 1992: más de dos mil años de historia que el MUHBA se esfuerza en ordenar y en recoger a través del Registro Arqueológico de la Ciudad de Barcelona.

Museo Muhba

El interior del museo alberga interesantes colecciones sobre Barcino (Autor: www.happybarcelona.eu / photo on flickr)

Entre las piezas más destacadas que podemos encontrar en su edificio principal, a la que se accede por la Casa Padellàs (siglo XV), y ofreciendo una extensa visita al Palacio Real Mayor, del románico medieval (siglo XI), el Salón del Tinell o la Capilla de Santa Àgata, de finales del gótico catalán. La visita nos trasladará al conjunto monumental romano y a bustos de patricios del siglo I y II d. C., así como a pinturas murales de la conquista de Mallorca o a diferentes retratos y escudos que han formado parte de la heráldica y la modernidad catalana desde el siglo XVII.

El edificio de la Plaça del Rei del Museo de Historia de Barcelona abre de 10 a 19 horas de martes a sábado y de 10 a 20 horas el domingo; sin embargo, la actividad y multiplicidad que mantiene el centro y los diferentes puntos como la Domus Avinyó, El Call o la Vía Sepulcral, entre otros, hace que sea necesario consultar en detalle la programación si queremos aproximarnos con tiempo a la historia de la ciudad. Milenios de historia que se reparten a lo largo del casco antiguo de la ciudad hasta las zonas más alejadas del centro, como el Fabra i Coats, la Casa de l’Aigua o el Turó de la Rovira.

Albergue Barcelona

Photo credit: www.itineri.de / Foter / CC BY-ND

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán