Mercado de Santa Caterina: Centro de Innovación y Gastronomía

Mercat Santa Caterina

Situado en pleno centro histórico de Barcelona, en el barrio de la Ribera, distrito de Ciutat Vella, el Mercado de Santa Caterina constituye uno de sus símbolos de identidad, rincón que no puedes perderte si decides visitar la ciudad condal. Con su colorida cubierta, se ha convertido en una de las atracciones más populares en los últimos años, y miles de turistas, después de visitar la Catedral de Barcelona justo al lado, se acercan a contemplar este innovador mercado. 

Fue construido por primera vez en el año 1845 e inaugurado en 1848, siendo el segundo mercado más importante de Barcelona, después de La Boquería, y el primero cubierto de la ciudad. La historia narra que el mercado fue levantado sobre los restos del Convento de Santa Caterina, el cual fue derribado en el año 1835 debido a la inestabilidad política de la época. Durante los años 40, época de postguerra, Santa Caterina constituyó el principal centro de suministro de alimentos para Barcelona y las poblaciones de los alrededores, como Santa Coloma de Gramanet, Mataró, Sant Adrià del Besós, el Masnou, etc.

Poco a poco el mercado fue adquiriendo mayor importancia y creciendo a la par de la ciudad. Sin embargo, en el año 1997, el Ayuntamiento de Barcelona consideró que Santa Caterina requería una remodelación y se inició el proyecto de la misma a cargo de los arquitectos Enric Miralles y Benedetta Tagliabue. De esta forma, además de devolver al mercado la vitalidad y el buen aspecto que había perdido con el paso del tiempo, esta reconstrucción supuso una clara modernización y rehabilitación del barrio en sí. Sin duda, el elemento estrella del proyecto fue la cubierta de mosaico del mercado, la cual tenía como objetivo representar los colores de las frutas y verduras de las antiguas paradas de venta en las plazas. De esta forma vemos una clara influencia de Gaudí, arquitecto modernista que se inspiraba, sobre todo, en los elementos de la naturaleza para la creación de sus obras, siendo el mejor ejemplo de ello la inacabada Sagrada Familia.

Mercat Santa Caterina                                                            Autor: stijn / photo on flickr

El interior del mercado tampoco decepciona a los visitantes, su estructura de madera y la organización de los espacios lo convierten en un lugar muy cálido y acogedor. El color y la vitalidad son los elementos clave de este mercado, pues todas sus paradas cuentan con una presencia espectacular, capaz de atraer a cualquiera que se adentra en el edificio. Las obras finalizaron en el año 2005 y, tras la remodelación, el Mercado de Santa Caterina se convirtió en centro de innovación y gastronomía, gracias a la modernidad de su estructura tanto exterior como interior y a la calidad de sus alimentos.

¡Visita el Mercado de Santa Caterina y disfruta de todos sus encantos!

Autor portada: ianqui / photo on flickr

Albergue Barcelona

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán

2 Comments

  1. Pingback: El nuevo mercado del Born - www.todobarcelona.org

  2. Pingback: Mercados de Barcelona a los que ir a comer - TodoBarcelona

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu correo nunca será publicado