Lugares de Barcelona que no se parecen a Barcelona

Lugares de Barcelona que no se parecen a Barcelona

Barcelona es una de las primeras ciudades que los turistas eligen como destino para pasar sus vacaciones. ¡No es de extrañar! Es una ciudad cosmopolita, moderna, que se muestra abierta… ¡Un lugar que apetece conocer!

Pero no todo en Barcelona se reduce a visitar la Sagrada Familia, la Rambla, el Park Güell se puede ir más allá de las clásicas imágenes que nos muestran las postales de cualquier tienda de souvenirs de la ciudad. Vamos a compartir contigo un viaje por los lugares de Barcelona que no parecen Barcelona, ¡pero que también lo son!

Viajamos por los lugares de Barcelona que no se parecen a Barcelona

Casa Marsans

Si visitas la Casa Marsans te sentirás en un cuento de las mil y una noches. (By Enfo, via Wikimedia Commons)

Empezamos la aventura con la Casa Marsans, un edificio propio del mismísimo Marrakech. La familia Marsans construyó a principios del siglo XX una residencia digna de la novela Las mil y una noches. La entrada de apariencia de castillo medieval invita a trasladarse. ¡Una vez dentro el viaje está asegurado! Sus jardines exteriores mezclan toques modernistas con diseños arábigos. Y qué decir de su patio interior… está abrazado por arcos de diseño neoárabe, donde las columnas y el suelo de mármol blanco dan luminosidad a la vidriera del techo. Como ves esta acolorida y sensual finca también forma parte de la riqueza de Barcelona.

Un lugar al que te gustará trasladarte, desde Barcelona, es a Florencia: ¡puedes hacerlo gracias a la Iglesia de Santa Maria Reina, ubicada en Pedralbes! No encontrarás ningún lugar en la ciudad que te haga sentir tan cerca la Italia renacentista, como si estuvieras en otro país, lejos del mundanal ruido de Barcelona, un sitio de ensueño, sí. Es un espacio tan excepcional que está declarado como Bien Cultural de Interés Local, en el Catálogo de Patrimonio Arquitectónico de Barcelona.

Santa María Reina de Pedralbes

Santa María Reina, de Pedralbes, tiene un marcado estilo renacentista italiano que recuerda a las iglesias florentinas. (By Jordiferrer via Wikimedia Commons)

La vertiente que mira al puerto en la montaña de Montjuïc te hará viajar a México. ¿Por qué? Porque en los Jardines Mossèn Costa i Lloberta encontrarás un paisaje tapizado por cactus y plantas exóticas de distintas formas y medidas. Además, tendrás una vista privilegiada de Barcelona y estarás a escasos minutos del centro de la ciudad. Sentirás que te has perdido por un desierto e incluso es posible que sientas sed. ¡Llévate agua en climas calurosos es aconsejable hidratarse con frecuencia!

Si quieres alejarte del estrés y del ruido de la ciudad, porque prefieres el campo, respirar de cerca la naturaleza, visita el pequeño barrio de La Clota, en el distrito de Horta-Guinardó. Es un espacio que conserva su sabor rural debido a su parcial aislamiento. Podrás ver cuidados huertos, campos de caña, conejos, gallinas, lavaderos… en casas bajas y masías centenarias bajo el paraguas de una insólita torre que las aguarda. ¡Ya ves que irse al pueblo a desconectar no tiene por qué significar kilómetros de carretera!

Entrada Refugi antiaeri 232

Entrada del Refugio antiaéreo 232 en la Plaça del Diamant

Barcelona es una ciudad histórica, con lugares algo escondidos que nos recuerdan duros episodios de la Guerra Civil. Si optas por lugares significativos y que no son tan “modernos” como otros más emblemáticos de la ciudad, visita los refugios antiaéreos. Se encuentran bajo tierra y poder visitarlos es un privilegio que pocos pueden vivir. Siente el frío y el silencio de esos espacios que salvaron tantas vidas.

Descubre estos nuevos rincones de la ciudad y conoce sus secretos, ¡Te sorprenderán!

albergue barcelona

Photo credit: amantedar

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu correo nunca será publicado