La Barcelona romana

barcelona romana

La ciudad de Barcelona es una de las más antiguas de Europa. Los primeros asentamientos humanos datan del siglo VI aC Fueron los romanos quienes en el siglo II aC se establecieron en el Monte Táber. El 13 aC del Emperador Augusto fundó la colonia Iulia Augusta Faventia Paterna Barcino. Los restos de la Barcelona romana están tan a la vista que llegan a pasar desapercibidas a visitantes y locales.

albergue barcelona

La Barcelona romana

El Foro Romano y el Templo de Augusto

La actual plaza de Sant Jaume ocupa el terreno del antiguo Foro de la Barcelona romana. En la antigua Roma, el centro de las ciudades se creaba en el cruce entre las calles llamadas ‘cardo’ y ‘decumanus’, que también tenían las cuatro puertas de la ciudad. Estas calles hoy se conocen como la calle de la Ciutat y la calle del Bisbe (decumanus) y calle de la Llibreteria (cardus).

Se cree que en ese espacio se construyó un templo impresionante dedicado al emperador Augusto del que hoy todavía podemos ver una parte de las columnas en la sede del Centro Excursionista de Cataluña, en la calle del Paradís 11.

¡Lee más! – Piérdete por el Barrio Gótico

El acueducto de Barcino

En la plaça Nova de la Catedral encontraréis la reconstrucción del acueducto romano que llevaba agua limpia a la ciudad, tanto para abastecer los baños públicos, como el consumo humano. Dentro de la Casa de l’Ardiaca se encuentran los dos orificios por donde circulaba el agua. Muy cerca, en la plaza del Vuit de Març podéis ver uno de los únicos tramos del acueducto original, descubiertos en los años 90 del siglo XX durante unas obras.

La Muralla romana

La muralla de la Barcelona romana es perfectamente visible en varios puntos y se encuentra en buen estado de conservación. La única puerta que se conserva de la antigua muralla romana está en la plaza Nueva de la Catedral, justo al lado de la reconstrucción del acueducto.

Puedes ver más tramos de la muralla en la calle del Subtinent Navarro, plaza de los Traginers, calle del Correu Vell, calle de Regomir o en la calle de Gignàs.

barcelona romana

La Puerta de Mar y las Termas portuarias

El Pati Llimona en época de la Barcelona era parte del edificio de las termas en la Puerta de Mar. El nivel del mar en el siglo II d.C. se encontraba donde hoy tenemos calle Ample y gracias a ello, los baños públicos de Barcino se instalaron en este edificio del que se conserva sólo la piscina de agua fría, visible desde la calle. Las termas fueron abandonadas en el siglo IV d.C. y el conjunto pasó a ser parte de la muralla defensiva, de la que se conserva la entrada para peatones.

barcelona romana

Vía sepulcral

En la plaza de la Villa de Madrid podéis ver un conjunto de sepulcros de época imperial romana. Este conjunto tiene de especial que se puede ver desde la calle, ya que el nivel de la Barcelona romana se encuentra entre 1,5 y 3 metros por debajo del nivel actual. Esta necrópolis está en la que fue una de las vías secundarias de acceso a la ciudad y las tumbas pertenecen a personas de clase media y baja (esclavos y libertos).

barcelona romana

Bonus track!

Museu d’Història de Barcelona – MUHBA

El MUHBA, en la plaza del Rei s/n, nos ofrece una visita al entorno arqueológico de la plaza del Rei, donde en los años 20 se encontraron casas romanas junto a la muralla. Un conjunto de 2000m2 por la Barcelona romana, además de otros espacios patrimoniales como la Domus de San Honorat o la Domus de Avinyó. El MUHBA, además, ofrece una visita por la historia de Barcelona, desde Barcino hasta el siglo XXI.

Fotos: Instagram YT Pere TarrésMireia Díez Galindo / Cicero Barcino / Viquipèdia / El Digital / Equipatge de ma /

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán

One Comment

  1. Pingback: Las Fiestas de Santa Eulalia

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu correo nunca será publicado