El nuevo Mercado del Born

Mercat del Born desde el Passatge Mercantil

El Mercado del Born se inauguró por primera vez en el año 1876 con motivo de la demolición de la fortaleza de la Ciutadella. Su construcción a base de hierro y vídrio aportó al barrio de la Ribera un toque más moderno y urbano, además de dar un giro al tradicional concepto de monumentalidad. Desde el momento de su apertura hasta el año 1921, la actividad del mercado se concentraba, sobre todo, en la venta de pescado y constituía un mercado minoritario, con dificultades para alcanzar los propósitos económicos y no tan concurrido como los mercados de Santa Caterina y la Boquería. En el siglo XX, Barcelona se planteó la posibilidad de levantar otro mercado para abastecer el exceso de demanda de fruta y verdura que tenía la Boquería, no obstante, puesto que el Mercado del Born tenía espacio suficiente y requería de un pequeño empujón para alzarse y llegar a los objetivos propuestos, finalmente se decidió que sería él quien cumpliría con dicha misión. Así pues, en 1921 el barrio del Born inició una nueva etapa con un mercado mayorista.

Este emblemático mercado de Barcelona ha experimentado toda una serie de cambios que han marcado su historia y la de la ciudad condal. Representó uno de los mercados mayoristas de fruta y verdura más importantes de la ciudad hasta la creación de Mercabarna en la Zona Franca en 1971, entonces dejó de gozar de tal privilegio. Durante los años 80 el mercado sufrió una ligera remodelación y habilitaron el espacio interior para la realización de exposiciones, convirtiéndose así en un centro cultural. Durante la década de los 90, el mercado permaneció cerrado hasta el año 2002, cuando se tomó la decisión de instalar la Biblioteca Provincial de Barcelona en dicho espacio. Durante las obras, se hallaron importantes restos arqueológicos de la era medieval, en un estado de conservación prácticamente perfecto y que llevó a declarar al mercado como Bien Cultural de Interés Nacional por la Generalitat de Cataluña en el año 2006.

Restos arqueológicos medievales en el interior del mercado del Born (Autor: )

Restos arqueológicos medievales en el interior del mercado del Born (Autor: Freddy Monteiro / photo on flickr)

Tras el descubrimiento, a principios del año 2011 se inició una remodelación del mercado para adaptarlo y convertirlo en el actual Born Centro Cultural de Barcelona (BCC), el cual terminó las obras y abrió sus puertas en 2013. El nuevo Mercado del Born constituye un espacio cultural que nos ofrece la posibilidad de transportarnos al siglo XVIII. Consta de una plaza cubierta, por la que se puede pasear de forma gratuita, unos pasillos laterales que nos permiten visualizar los restos arqueológicos desde arriba, la zona de los restos, con un coste establecido para caminar entre ellos, y una exposición permanente llamada Barcelona 1700. De les pederes a les persones (Barcelona 1700. De las piedras a las personas), la cual también tiene una tarifa de precios.

Visitar este mercado es todo un cúmulo de experiencias, pues podrás disfrutar de la esencia de la edad media, la grandiosidad de la estructura original del siglo XIX y la actual reforma, todo al mismo tiempo.

Autor foto portada: MARIA ROSA FERRE / photo on flickr

Albergue Barcelona

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu correo nunca será publicado