El Clot, un Barrio con Solera

El Clot, un barrio con solera

Si hay un barrio con solera en Barcelona, este es, sin duda, el Clot: su historia se remonta a los pequeños talleres que se instalaron en la zona durante los siglos XIV y XV, así que no es de extrañar que aquí el ambiente sea diferente: con tantos siglos a sus espaldas, el Clot es un barrio que a su ritmo, brilla con luz propia.

Este barrio suele pasar inadvertido para la gran mayoría de los turistas que, como mucho, se acercan al centro comercial Glòries o al mercado de los Encantes. Sin embargo, si te decides a pasear por tus calles descubrirás una zona amable, abierta y tranquila que muy poco tiene que ver con los bulliciosos barrios más céntricos de la ciudad.

Edificio modernista en El Clot de Barcelona

El Clot destaca por sus edificios de fachadas modernistas como los de la Av. Meridiana (Autor: Liz Castro / photo on flickr)

Aun así, el Clot cuenta con sus propias Ramblas: nos referimos a la calle Rogent, una avenida repleta de tiendas de barrio en la que encontrarás todo tipo de servicios, desde joyas hechas a mano hasta ropa, tiendas de animales o muchos productos artesanales. Sin duda, es una opción estupenda para pasar una o dos horas deambulando tranquilamente. Como te decíamos, aquí las cosas van a otra velocidad: visitar el Clot es como trasladarse a una pequeña ciudad en el corazón del distrito de Sant Martí.

También puedes acercarte hasta el mercado del barrio: se trata de una imponente estructura de ladrillo y cristal que se creó en el s. XIX, y todavía conserva el esplendor de sus mejores días, cuando era un punto capital en el comercio de la ciudad. Hoy en día, podrás comprar infinitos productos frescos: fruta, pescado, marisco…

Si te cansas de pasear por las calles o quieres ver algo con carácter más internacional, acuérdate de pasar por el centro comercial que ya te hemos mencionado. En Glòries encontrarás más de 150 tiendas de nivel mundial: Zara, Levi’s, H&M… Ah, y también muchísimos restaurantes de comida rápida.

Otro lugar que no puedes perderte si te decides a visitar el barrio de Clot es el Parque del Clot: donde se integra un enorme espacio verde con los antiguos talleres de trenes de RENFE. Es un gran ejemplo de cómo la arquitectura y el medio ambiente pueden combinarse para crear increíbles zonas de recreo. Ah, y tampoco te pierdas las dos grandes fuentes, la piña y la cascada. ¡Te encantarán!

Fuente de la Piña en el parque de El Clot

Fuente de la Piña en el parque de El Clot (Autor: Zé.Valdi / photo on flickr)

Por último, te recomendamos que visites el Mercado de los Encantes: hasta hace no demasiado tiempo, este mercado se hacía al aire libre y la gente se agolpaba entre cientos de puestecitos de ropa, objetos de segunda mano, antigüedades o libros, e incluso se hacían subastas a primera hora. Actualmente el mercado se ha desplazado a un nuevo recinto más moderno y ordenado, pero el encanto del sitio sigue estando ahí. Y es todo un espectáculo, ¡en serio!

Para llegar hasta este barrio tienes muchísimas opciones: si lo haces en transporte público, puedes llegar en tren bajando en la parada “El Clot – Aragó”, o en metro con las líneas lila y roja bajando en la parada “Clot”. Además, hay incontables líneas de autobús que pasan por el barrio.

Albergue Barcelona

Photo credit: Oh-Barcelona.com / Foter / CC BY

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu correo nunca será publicado