25 años de Barcelona 92. ¿Cómo ha cambiado la ciudad?

25 años de Barcelona 92. ¿Cómo ha cambiado la ciudad



Barcelona es una ciudad en continuo crecimiento mucho antes de que se celebrasen los laureados Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Sus proyectos urbanísticos y grandes obras han ido configurando con el paso del tiempo una personalidad única y en permanente ebullición. Esto se intensificó con la llegada de los juegos, la ciudad condal recibió un fuerte impulso con la creación de la Villa Olímpica, la recuperación del mar o de parte de la hermosa Montjuïc. La Barcelona Olímpica fue un momento fundamental de su historia, capaz de poner los cimientos de un futuro prometedor, que en el presente ya está recogiendo sus frutos.

Barcelona 92, un hito en la historia de la ciudad



Si tenemos que escoger una fecha para el desarrollo y apertura de esta hermosa ciudad al mundo, esta es el 25 de Julio de 1992, el día que comenzaron los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, un momento histórico que supuso un punto de inflexión para situar Barcelona en el mapa.

Supuso el despegue de su proyección internacional, incluyendo aquí su modelo de ciudad diversa, cosmopolita y cívica. Unos juegos que marcaron un antes y un después
en la historia de la ciudad, tanto a nivel deportivo para todo el deporte español como a nivel arquitectónico y de configuración de la ciudad. Desde entonces Barcelona se ha abierto al mundo, con modificaciones de gran calado urbanístico, sociales y culturales.

2ª Revolución urbanística de Barcelona

Barcelona views

El skyline de Barcelona ha cambiado tras los Juegos Olímpicos con nuevos barrios y edificios.

La celebración de los Juegos Olímpicos y el impulso urbanístico y social que originó en Barcelona se puede considerar la segunda gran revolución tras el Plan Cerdá, que supuso el ensanche de la ciudad y formó las bases de la Barcelona que conocemos en la actualidad.

Barcelona ha ido configurando un modelo de ciudad que apuesta por la armonía entre los barrios, el incremento de zonas verdes y de ocio, así como, un interés por mantenerse a la vanguardia con grandes infraestructuras como la ampliación del aeropuerto de El Prat y el surgimiento de nuevos barrios como Poblenou, convertido en una zona moderna y dinámica.

Con motivo de los Juegos Olímpicos también se construyó el puerto Olímpico, para poder ubicar aquí las embarcaciones que participaban en las competiciones de vela, hoy en día es un puerto deportivo, zona de ocio y centro turístico de Barcelona . También se trasformó la montaña de Montjuïc, con la remodelación del Estadio Olímpico Lluís Companys, y la construcción de modernas instalaciones deportivas como el Palau Sant Jordi.

Anillo Olímpico de Montjuïc

Para Barcelona 92 se construyó el anillo olímpico, un espacio verde con los principales recintos deportivos.

Con la llegada de las olimpiadas de Barcelona 92 se construyeron dos torres que se han convertido en auténticos iconos: La Torre de Comunicaciones de Collserola que domina la ciudad desde el Tibidabo, obra del famosísimo arquitecto Norman Foster y la Torre de Comunicaciones de Montjuïc, también conocida como Torre Telefónica o Torre Calatrava por su autor, Santiago Calatrava. Posteriormente, el skyline de Barcelona ha cambiado con la construcción de la Torre Mapfre y el Hotel Arts en el Puerto Olímpico, los edificios más altos de la ciudad actualmente.

En los últimos años la ciudad ha continuado con su imparable trasformación con el proyecto distrito 22@, que buscaba reformular el barrio industrial del Pueblo Nuevo, también se ha recuperado la zona del Besós, y se ha construido la llamada Diagonal Mar, con espacios verdes y parques, como el Parque Central de Nou Barris o el Parque del Centro del Poblenou.

Es imprescindible nombrar la Torre Agbar (acrónimo proveniente de la empresa de Aguas de Barcelona) un rascacielos que alcanza los 145 metros de altura y auténtico símbolo de la Barcelona actual. La última actuación urbanística son las llamadas supermanzanas, que restringen el tráfico para dar predilección al tránsito de peatones, con carriles bici y mayores equipamientos públicos.

Barcelona es una ciudad europea, con un modelo que piensa en el futuro y la innovación, una ciudad sorprendente y ecléctica capaz de maravillar al visitante debido a su riqueza arquitectónica y urbanística, pero también cultural, social o gastronómica.

Estos son algunos de los cambios que ha experimentado la ciudad en 25 años, y se puede confirmar que la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 han supuesto la transformación de ciudad industrial a ciudad turística, cultural, y sobre todo, moderna.

¿Os imagináis como será Barcelona dentro de 25 años?

 

albergue barcelona

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu correo nunca será publicado