Escapada a Caldas de Montbui

Escapada a Caldas de Montbui

Caldas de Montbui es un pequeño municipio situado en la provincia de Barcelona que te reserva gratas sorpresas. Concretamente, se halla a 35 kilómetros de la Ciudad Condal y, quizá por ello, abundan en él las urbanizaciones habitadas por personas que buscan alejarse del bullicio de la gran urbe.

Escapada a Caldas de Montbui

Caldas de Montbui pertenece a la comarca del Vallés Oriental y puedes llegar a él en coche a través de las carreteras C-33 y C-59. No obstante, hay también varias líneas de autobús que hacen el recorrido y que salen de diferentes puntos de Barcelona como La Sagrera o la Avenida Meridiana.

Qué ver en Caldas de Montbui

Una vez explicado cómo ir a Caldas de Montbui, te diremos algunas cosas interesantes que puedes hacer en la localidad. Esta es famosa por sus aguas termales, que ya fueron aprovechadas por los romanos (de hecho, el término “caldas” hace referencia al calor de esas aguas).

Termas de Caldas de Montbui

Caldas de Montbui está ubicado sobre un balneario del que brota agua a 74ºC.

En la plaza de la villa, encontrarás la Fuente del León, construida en 1581 y muy cerca, las termas romanas, consideradas las mejor conservadas de nuestro país y que puedes visitar. Así mismo, muy cerca encontrarás Thermalia, un centro de exposiciones donde conviven la dedicada a la cultura del agua con otras de índole artística.

Entre estas últimas, destaca la del Museo Manolo Hugué, una de las grandes sorpresas de Caldas. Fue este un escultor íntimo amigo de Picasso y, en las salas, hallarás tanto sus obras como una importante colección de trabajos del pinto malagueño, mundialmente famoso por crear el Cubismo pictórico.

No es el único museo de Caldas. Interesante es, igualmente, el Museo Etnográfico ubicado en la novecentista Casa Delger, que recrea la vida cotidiana de una familia de la zona en el siglo XVIII.

Por otra parte, al ser tan saludables las aguas de la localidad, también hallarás en la zona balnearios y spas. El más famoso es el de las Broquetas, donde puedes aprovechar esas aguas ricas en cloro, bromo, iodo y flúor. Esta composición las hace muy recomendables para dolencias como la artritis y todo tipo de fracturas óseas. Aunque no las padezcas, un tratamiento con ellas te dejará como nuevo.

Igualmente, merece la pena que visites la iglesia parroquial de Santa María. Su construcción se inició en 1589, pero no finalizaría hasta 1714 y su portada es un perfecto ejemplo del barroco catalán. Además, destacan sus columnas salomónicas, creadas por el francés Pere Ruppin, y la talla de “La Santa Majestad”, cuya parte superior data del siglo XV.

Por último, no debes terminar tu escapada a Caldas de Montbui sin disfrutar de su gastronomía. Platos típicos de la localidad son los preparados con las “mongetes del ganxet” (un tipo especial de habas), los embutidos y la miel, al igual que postres como los “carquinyolis”, realizados con harina, almendra y azúcar. Y, para acabar la comida, una copita de anís de naranja o de “Flors de Remei”, licores también típicos de la localidad.

En definitiva, si te alojas en el Youth Hostel Pere Tarrés y quieres disfrutar de la naturaleza, es muy recomendable que te acerques a conocer Caldas de Montbui.

albergue barcelona

Fotos By amadalvarez via Wikimedia Commons | jordi domènechCaldes de Montbui, termes romanes RI-51-0000446

Share

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Catalán

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu correo nunca será publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.